Deshollinador químico: El truco para estufas de pellets que debes hacer antes de la temporada de frío

Cuando instalamos una estufa de pellet, debemos tener en cuenta que hay que realizar un deshollinado periódico para garantizar una correcta combustión y evitar incendios por el hollín acumulado en los tubos de salida de humos. Si desconoces el procedimiento del deshollinado y no sabes qué producto es el adecuado para tu estufa, en este artículo te enseñamos cómo deshollinar tu estufa para tenerla preparada para cada temporada.

¿Qué es un deshollinador?
Un deshollinador es el producto químico o mecánico con el que limpiamos los conductos de nuestra estufa. Con ello, haremos frente al hollín depositado en los conductos de salida de humos y en el interior de la estufa a causa de la combustión. El procedimiento de deshollinado puede realizarlo uno mismo ayudándose de los productos disponibles, o bien a través de empresas dedicadas al deshollinado profesional que utilizan máquinas específicas.

¿Qué tipos de productos deshollinadores existen?
Hay dos tipos de productos para deshollinar nuestras estufas:

Deshollinador mecánico. Es un deshollinado que se realiza a través de una esfera circular que se acopla a unas barras que permiten introducir el deshollinador a través de los tubos de nuestras chimeneas. Debes tener en cuenta que estas esferas varían en tamaños, adaptándose al diámetro del tubo de salida de humos de la estufa. Hay deshollinadores mecánicos específicos para estufas de pellet, diferenciándose por su grosor.
Deshollinador químico. Es un deshollinado que se realiza directamente en la cámara de combustión, aplicando los diferentes tipos de deshollinadores químicos, pastillas o bolsas deshollinadoras en formato pellet. El deshollinador químico genera un producto que se inserta en las paredes de los tubos deshaciendo el hollín.

¿Cómo aplicar el deshollinador químico?
Para seleccionar el deshollinador químico idóneo tienes que tener en cuenta el tamaño y uso de la estufa.
Para mantener limpia una estufa de pellet debes realizar una limpieza diaria del quemador y recoger con la ayuda de un aspirador las cenizas depositadas después de cada uso. Es común que las estufas de pellet incluyan en su programación un aviso de deshollinado, pero, en caso de no incluirlo, se recomienda realizar una limpieza tras cada temporada.
Si tienes problemas de hollín, introduce en la estufa un paquete de pellets deshollinadores, sube al máximo la temperatura de queme en el programador y deja que se consuma todo el pellet. De esta manera, los tubos de la estufa quedarán libres de hollín y, si no fuera así, ayúdate de deshollinadores mecánicos especiales para tubos de pellet.

¿Cuándo debo realizar un deshollinado?
El tiempo de deshollinado de una estufa puede variar, especialmente teniendo en cuenta el tipo de estufa y el uso, siendo necesario mayor deshollinado cuando mayor uso damos a la máquina. Se recomienda hacer un deshollinado completo aproximadamente cada año y un deshollinado químico cada 1000Kg consumidos de pellet para evitar acumulación de hollín en los tubos.

Es recomendable mantener limpia tu estufa y acudir a los deshollinados sólo cuando sea necesario. Ayúdate de sistemas como aspiradores de ceniza o limpiacristales y haz el cambio de las juntas tras el desgaste de las mismas.

¿Te ha gustado?
Comparte este post

Facebook
Email
WhatsApp
Pinterest